¡Feliz Navidad!

Deja un comentario

Feliz 2011 a todos, sobre todo a los que han hecho que el 2010 merezca ser recordado.

La Navidad está a la vuelta de la esquina y, tras ella la culminación de un año más.

El 2010 se va. Un año lleno de cambios, experiencias, conocimientos, aventuras y sobre todo, alegrías. Difícilmente el 2011 lo supere; pero seguiré buscando la manera de exprimirle el jugo a la vida. Aunque sabeís ¿qué es lo más grato aparte de este época tan especial?

Vosotros. Vosotros que continuáis conmigo engalanando mi día a día. A vosotros, os deseo todo lo mejor.

♥ Muchos besos y abrazos para todos y espero, que se os cumplan todos vuestros sueños para el año que viene.

¡¡¡Felices Fiestas!!!

Quiero a mucha gente y mucha gente me quiere a mí.
¡Qué más se puede pedir!?…
Anuncios

A ti…

Deja un comentario

 

Si construiste castillos en el aire,

no te avergüences de ellos.

Están donde deben estar.

 

Ahora construye los cimientos.

Sobra decir más.

2 comentarios

“Aquí tienes la mejor droga de tu camello preferido. ¿Has creído alguna vez que la letra de una canción te representa, hasta tal punto de imaginar que se han basado en ti para componerla?”…

 

Cuando me acerco, ya no estás. Siempre te veo, desde la distancia, y con ardiente deseo acudo a buscarte. Es la eterna historia, de los amores imposibles, que nos impiden estar juntos… Yo soy blanco, y tú eres negro. Soy luz, tú oscuridad. Somos el Ying y el Yang. Complementarios y distantes, necesarios, los dos. Tú atraes y yo… repelo. Eternos; lejanos, a veces cercanos… otras superpuestos: NUNCA juntos. Somos el Sol y La Luna.-

Y sin embargo un rato cada día, ya ves,
te engañaría con cualquiera, te cambiaría por cualquiera…

…Y en el reloj de antaño como de año en año, cinco minutos más para la cuenta atrás

Deja un comentario

Tú que me has hecho reír hasta llorar.
Tú que me has dedicado la mejor y más sincera sonrisa.
Tú que has sido la mejor amiga del mundo.
Tú, mi mejor amigo, el más honesto.
Tú, mi gran descubrimiento.
Tú, mi gran error.
Tú, que siempre me levantas cuando caigo.
Tú, que me ayudas sin pedirlo.
Tú, que soportas mis quejas, mis tonterías.
Tú, dueño de mis pensamientos.
Tú, que me has robado algún beso.
Tú, que me has hecho sentir la mujer más especial del mundo.
Tú, que has sido mi compañero de viajes y aventuras.
Tú que me has hecho llorar de alegría.
Tú, que me has hecho llorar de tristeza e impotencia.
Tú que disfrutas con mis victorias.
Tú que lo haces con mis derrotas.
Tú que me envidias.
Tú que me criticas.
Tú, que te ries de mi.
Tú, que ríes conmigo.
Tú, que me has mentido, engañado.
Tú que me has perdonado.
Tú, que me quieres.
Tú que me odias.
Tu, mi amigo.
Tú mi pero enemigo.
Tú, que nunca me perdonarás.
Tú, que estás enamorado de mi.
Tú, que nunca podré amarte.
Tú, que nunca me amarás.

¡Feliz año 2010! Un año más…

Si yo, tú.

2 comentarios


Si yo, tú.
Si caes, yo contigo,
y nos levantaremos juntos
en esto unidos. 

Si me pierdo, encuéntrame.
Si te pierdes, yo contigo,
y juntos leeremos en las estrellas
cuál es nuestro camino.
Y si no existe, lo inventaremos.

Si la distancia es el olvido,
haré puentes con tus abrazos,
pues lo que tú y yo hemos vivido
no son cadenas…
ni siquiera lazos:
es el sueño de cualquier amigo
es pintar un te quiero a trazos,
y secarlo en nuestro regazo.

Si yo, tú.
Si dudo, me empujas.
Si dudas, te entiendo.
Si callo, escucha mi mirada.
Si callas, leeré tus gestos.

Si me necesitas, silba
y construiré una escalera
hecha de tus últimos besos,
para robar a la luna una estrella
y ponerla en tu mesilla
para que te dé luz.

Si yo, tú.
Si tú, yo también.
Si lloro, ríeme.
Si ríes, lloraré,
pues somos el equilibrio,
dos mitades que forman un sueño.

Si yo, tú.
Si tú, conmigo.
Y si te arrodillas
haré que el mundo sea más bajo,
a tu medida,
pues a veces para seguir creciendo
hay que agacharse.

Si me dejas, mantendré viva la llama
hasta que regreses,
y sin preguntas, seguiremos caminando.
Y sin condiciones, te seguiré perdonando.
Si te duermes, seguiremos soñando.
que el tiempo no ha pasado,
que el reloj se ha parado.

Y si alguna vez la risa
se te vuelve dura,
se te secan las lágrimas
y la ternura,
estaré a tu lado,
pues siempre te he querido,
pues siempre te he cuidado.

Pero jamás te cures de quererme,
pues el amor es como Don Quijote:
sólo recobra la cordura
para morir.
Quiéreme en mi locura,
pues mi camisa de fuerza eres tú,
y eso me calma,
y eso me cura…

Si yo, tú.
Si tú, yo.
Sin ti, nada.

Sin mí, si quieres, prueba…

Siempre te recordaré…

Deja un comentario

“Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que me deslumbraba. Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no hay que afligirse. Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo”.

William Wordsworth.

… Siempre te recordaré, abuelo.

Pablo Neruda

2 comentarios

 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche…


Escribir por ejemplo: La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.

 

…El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como esta la tuve entre mis brazos.

La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.

Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.

Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.

La noche esta estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo.

A lo lejos alguien canta. A lo lejos…

Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.

Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.

Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.

Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro…

Como antes de mis besos.

Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero…

Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos.

Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque este sea el ultimo dolor que ella me causa,

y estos sean los últimos versos que yo le escribo.”


 

Older Entries